Cayó en la trampa de las ventas anzuelo, pero era policía y abatió a uno de los ladrones

27 JUL – Todo se vende y todo se compra a través de las redes sociales, pero los hay quienes engañan a sus compradores y les tienden una trampa para cometer ilícitos.

Esta vez un efectivo policial, que había concurrido al punto de entrega con otro efectivo que logró escapar y pedir auxilio, mató al supuesto vendedor.

Se trata de un numerario de la Policía Federal que mató a un delincuente e hirió a otro, tras pactar una compra por redes sociales de unas placas de video para realizar el trabajo de “minado de criptomonedas”.

El agente y los supuestos vendedores acordaron hacer la entrega en Castelar, localidad del partido de Morón, indicaron fuentes policiales.

Para dirigirse al punto en el que se encontraría con los vendedores, el uniformado -que vive en Hudson, localidad de Berazategui, al sur del conurbano- contrató el servicio de remis que realiza un vecino, también efectivo pero de la Policía bonaerense. Ambos emprendieron el viaje de civil.

Pero todo se trataba de un engaño: cuando los dos agentes llegaron al punto de entrega que había sido acordado con los vendedores en el oeste bonaerense, de una camioneta se bajaron tres hombres fuertemente armados que amenazaron a ambos policías. Las placas para minar criptomonedas no existían, habían sido solo un anzuelo para atraer a víctimas para robarles.

Pese al riesgo que corría, el dueño del auto de la fuerza provincial logró escapar para pedir auxilio, mientras que el agente de la PFA -que había llevado adelante el contacto por redes sociales para la compra de las placas- era privado de la libertad por la banda, agregaron las fuentes. Así, los delincuentes obligaron al policía a subir al auto y arrancaron.

En esas circunstancias, comenzaron a golpearlo con el vehículo en movimiento. La víctima finalmente se identificó y desenfundó su pistola reglamentaria. Fue entonces cuando comenzó un enfrentamiento en el interior de la camioneta que terminó con uno de los ladrones muerto y otro herido de bala en la cara.

En ese tramo, el conductor del auto perdió el control y chocó contra un árbol en las calles Curuchet y Zapiola, en Castelar. Tras la colisión, el tercer ladrón logró fugarse antes de que llegara la policía.

El efectivo que había sido secuestrado fue trasladado al Hospital Churruca en estado de shock, mientras que el delincuente herido fue derivado a un sanatorio cercano al lugar del choque, donde fue intervenido quirúrgicamente de urgencia. En tanto, la policía busca al tercer cómplice que huyó de la zona.

Interviene en el caso la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Morón, que aún no tomó ninguna medida referida al policía de la Federal involucrado en espera de las pericias pertinentes.

Al tener relación con el caso las dos fuerzas de seguridad, el fiscal Fernando Siguier Rodríguez determinó que sea la Gendarmería la encargada de las pericias, detallaron los voceros.-

Infocom.ar, con información de TN

También podría gustarte