Denunció que chofer de una aplicación la drogó y la violó, pero el sospechoso se niega a declarar

02 JUN – El chofer, identificado como Rafael Retamozo, quedó detenido acusado de “privación ilegal de la libertad coactiva y presunto abuso sexual”.

Una joven de 24 años denunció que fue drogada y abusada sexualmente en el partido bonaerense de Hurlingham por el chofer de un remís que había contratado minutos antes mediante una aplicación, quien fue detenido y se negó la mañana de este miércoles a declarar ante la Justicia, informaron fuentes judiciales.

La joven logró huir y refugiarse en una estación de servicio luego de arrojarse del auto cuando el conductor, tras el ataque, siguió conduciendo y se detuvo en un semáforo en rojo, añadieron los informantes.

Según la investigación que lleva adelante la fiscal de Morón Adriana Suárez Corripio, la joven, cuya identidad se preserva debido a que se trata de una víctima de un delito sexual, denunció que fue golpeada en la cabeza, drogada y atacada dentro del auto que el chofer detuvo en un descampado de la localidad de William Morris.

El hecho

La joven detalló que el hecho ocurrió la noche del pasado domingo, cuando contactó el remis a través de la aplicación DiDi para dirigirse desde su casa de William Morris a la de su novio, en el partido bonaerense de José C. Paz, explicaron a Télam voceros con acceso al expediente.

El chofer fue identificado por las fuentes como Rafael Retamozo (28), quien, de acuerdo a la exposición de la víctima, pasó a buscarla a bordo de un auto Volkswagen Bora gris.

Fuentes de la empresa DiDi confirmaron que el hombre pertenecía a esa plataforma de alquiler de autos y que, de acuerdo a la documentación presentada al momento de crear su cuenta de conductor, no presentaba antecedentes penales.

La joven relató que en medio del trayecto el chofer detuvo la marcha en un descampado, la retuvo por la fuerza y abusó sexualmente de ella tras forzarla a consumir drogas y tirarla sobre el asiento trasero del vehículo, añadieron las fuentes,

Ya en la madrugada del lunes, tras el abuso, el remisero continuó con la marcha con la joven a bordo y se detuvo en un semáforo ubicado frente a una estación de servicio situada en avenida Roca y Paso Morales, de William Morris.

La joven logró refugiarse en una estación de servicio luego de arrojarse del auto tras el ataque.

Ese momento fue aprovechado por la víctima, quien se arrojó del auto y corrió a esconderse en esa estación de servicio.

“Un auto frena en el semáforo que está acá frente a la estación y una chica se tira del auto, ingresa a la estación y se esconde atrás de una camioneta que está acá atrás”, contó este miércole el encargado de la estación de servicio en diálogo con el canal Todo Noticias.

“Pasa corriendo, llorando, en mal estado y se esconde ahí. El señor que manejaba el Bora se baja como buscando a la chica y uno de los playeros llama a la comisaría que está acá cerca y la policía llega y se llevan a la chica, la llevan a la comisaría”, agregó el trabajador.

La joven le contó a la policía que ella había logrado huir del agresor sexual al tirarse del auto y, tras ello, fue contactada con sus familiares, que la trasladaron al Hospital Germani, de Hurlingham, donde los médicos constataron que presentaba lesiones compatibles con un abuso sexual y se aguardan los resultados finales de los estudios a los que fue sometida.

En tanto, el chofer fue localizado cerca de su casa, en la localidad de Villa Tesei, y quedó detenido acusado de “privación ilegal de la libertad coactiva y presunto abuso sexual”.

Comunicado de la empresa DiDi

La empresa DiDi, a través de un comunicado, manifestó “su profunda consternación, condena enfáticamente lo sucedido y se encuentra trabajando con las autoridades competentes para colaborar con el esclarecimiento del hecho”.

Además, explicó que DiDi “cuenta con un estricto y permanente proceso de validación de las personas que utilizan la App para conectarse con pasajeros” y que “para evitar suplantación de identidad y uso indebido de cuentas, la App exige a los conductores tomarse una selfie de reconocimiento facial para corroborar que quien maneja al iniciar un viaje sea la persona que ha sido validada oportunamente al momento del registro”.

Según la empresa, esa validación se realizó “a las 00.00 del 31 de mayo, 11 minutos antes de llegar al punto de encuentro” solicitado por la pasajera.

“La compañía ha entregado a la Fiscalía 8 de Morón y la Comisaría Tercera de Hurlingham toda la información relativa a la identidad del conductor, la documentación registrada en App, punto de inicio del viaje, recorrido, duración y finalización, y continúa trabajando activamente para colaborar en el esclarecimiento de este lamentable suceso”, señala en el comunicado.

Investigación

La fiscal Corripio dispuso una serie de pericias en el auto, que fue secuestrado a tal fin, al tiempo que ordenó un allanamiento en la casa del sospechoso.

Allí los efectivos de la comisaría 3ra. de Hurlingham incautaron un teléfono celular y también ropa interior de mujer que fue reconocida por la joven, agregaron los voceros.

Este miércoles, el detenido se negó a declarar al ser indagado por la fiscal, quien dispuso que quedara nuevamente alojado en la comisaría 1ra. de Morón.

La fiscal pidió a los investigadores de la DDI de Morón que secuestren imágenes de cámaras de seguridad de la estación de servicio donde fue auxiliada la mujer y del trayecto que realizó a bordo del remís, entre otras diligencias.-

Infocom.ar, con información de Agencia Télam

También podría gustarte