El caso en La Plata donde matan a hachazos a dos delincuentes, ¿esconde una trama de venganza?

08 JUN – En las últimas horas trascendió un hecho grave, en donde padre e hijo mataron a hachazos a dos ladrones durante una entradera. Sucedió en Ruta 2 a la altura del kilómetro 63 y el padre de la familia resultó herido de un disparo.

El caso que fue noticia en varios medios nacionales ocurrió el domingo pasado cerca de las 20:00, en una casa ubicada a la altura del kilómetro 63 de la ruta 2, en la localidad de Ángel Etcheverry, partido de La Plata.

Hasta ese momento no se conocía la identidad de los delincuentes. Según fuentes policiales, los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados a la morgue para ser sometidos a la autopsia de rigor.

Ahora, en base a las pericias, se logró identificar a los malvivientes. Uno de ellos fue abatido a golpes al recibir un fuerte impacto en la cabeza con una mancuerna, ese episodio lo dejó tendido en el piso con su cabeza fracturada.

El joven golpeó a uno de los asaltantes con una mancuerna en la cabeza y lo dejó tendido en el suelo fallecido.

En tanto su cómplice murió al recibir un ataque con un hacha a la altura de la panza. Este último sujeto estaba haciendo las veces de “campana” afuera de la vivienda.

Los delincuentes fueron identificados como Matías Hernán Barrionuevo de 35 años, con domicilio en Villa Ballester, al cual lo reconoció su novia también ayer en la Morgue Policial. de La Plata.

El otro era Claudio Alejandro Guerrero de 38 años con domicilio en la localidad de Alejandro Korn, a su cuerpo lo reconocieron las hermanas ayer en la Morgue policial de La Plata. Los implicados se conocieron en el penal de Florencio Varela ya que ambos tenían antecedentes por robo.

Con respecto a Guerrero, al que apodaban “El Pastor”, fue el mismo sujeto que a principios de mayo se había tomado una foto en la cama con la mujer de otro preso, en una de las salidas transitorias, y esa imagen se viralizó en redes sociales.

Está prófugo y en una salida transitoria se tomó una foto con la mujer de otro preso en la cama
Alejandro Guerrero, al que apodaban “El Pastor”.

Por esa acción, Guerrero se encontraba amenazado: los “hermanitos” (como se denomina en la jerga a los presos cristianos), estaban indignados y le habían advertido que si llegaba a ingresar otra vez a prisión, le harían pagar cara la traición. 

El “pastor Alejandro” salió, se fue de Varela a José C. Paz y nunca más regresó al penal. Y se animó a subir fotos con Johanna, en su cama, y la imagen se viralizó entre los detenidos evangelistas de todas las unidades.

No sólo eso, además le escribieron penitenciarios de otras unidades carcelarias, como las de Lomas de Zamora, San Martín, Olmos, La Plata y Florencio Varela.

Los investigadores no están barajando la hipótesis de la venganza.

Por otra parte, los investigadores no están barajando la hipótesis de la venganza. A estas horas la policía sólo busca saber en qué se movilizaban los delincuentes ya que apuntan a que podrían haber tenido un vehículo de apoyo afuera de la finca.

Por consiguiente evalúan que se trató del ataque de una banda con más implicados: “todo es materia de investigación ya que aún resta peritar el contenido de los teléfonos celulares de ambos delincuentes”, contó un vocero con acceso al expediente.

En cuanto a la causa penal, se supo que la fiscal Ana Medina (UFI 1) no presentó cargos contra los dueños de la vivienda ni contra los serenos.

No obstante, mientras avanza la investigación, ya hubo repercusiones del caso en las redes sociales.

Algunos mensajes de los usuarios:

INFOCOM LA MATANZA

También podría gustarte