EL FLAGELO DE LAS PICADAS EN LA MATANZA

El lamentable y doloroso suceso de ayer, en el que murió una criatura de tan sólo 6 años

Lamentablemente y como siempre sucede, se actúa ante el hecho consumado ( y a veces ni así). Después la gente debe hacerse oír con protestas y cortes de ruta, pero ya es tarde. Lo que menos se pretende es que nadie tenga que lamentar nuevas víctimas.

Los que atentan realmente contra la vida e integridad de las personas deben estar tras las rejas. No hay duda. En este caso y en todos los casos, sea por irresponsabilidad o delincuencia. Esa es labor de la Justicia y es el deber y potestad que sus cargos imponen: impartir Justicia.

Pero los responsables de que no se haya evitado también deben rendir cuentas. No nos vengan a decir que ‘no lo sabían’. Hay denuncias, publicaciones y además, todo el mundo sabía que esas picadas se venían organizando en redes sociales, todos menos los que debieron evitarlas.