EL GOBIERNO MANTIENE UN AISLAMIENTO PARA POCOS

La presión social obligó al Gobierno a flexibilizar el aislamiento social y preventivo con una curva de contagios en crecimiento.

La Argentina atraviesa su peor momento desde que comenzó la pandemia con un promedio de cuatro mil casos oficiales de coronavirus por día y, en el día del amigo se  alcanzó el triste récord de 113 personas fallecidas por este virus en tan solo 24hs.

En la madrugada del día de hoy, ya se confirmó que  53 personas perdieron la vida a causa del COVID-19.

Después de 123 días de aislamiento se puede observar comerciantes que van camino a la quiebra, ciudadanos que necesitan volver a trabajar, vecinos que no respetan ningún tipo de medida preventiva, controles insuficientes y mucha gente recorriendo las calles.

El vecino que responsablemente ha tomado las medidas para que no circule el virus está cansado de denunciar a los irresponsables que juegan a la pelota, organizan cumpleaños y todo tipo de juntadas.

En muchos barrios de La Matanza la cuarentena nunca se hizo efectiva, un claro ejemplo es el barrio El Talita de González Catán, donde encontramos centros de encuentro de vecinos, muchos de ellos pertenecientes a la colectividad paraguaya.

En  la calle Mauricio Golfar Segundo Pasaje, esquina Juan de Alagón todos los días, hasta altas horas de la noche, hay encuentros  para jugar al piqui vóley (vóley con uso de manos, pies y cabeza), hacer partidas de truco, armar loterías, compartir la cerveza acompañados de mucha cachaca y sapukai. La cancha de vóley es propiedad de Elva Cantero de nacionalidad paraguaya (recordamos que esos terrenos también fueron tomados) quien tiene como finalidad la venta de bebidas alcohólicas en su kiosco conocido como “La gauchita”.

Los vecinos de la cancha de Elva Cantero se cansaron de denunciar, pero los efectivos policiales nunca dieron con el lugar, o terminan antes el recorrido o se pasan de largo…

Y, el caso mencionado es solo un ejemplo de una  problemática que se escapó de las manos, en el Hospital Balestrini llegan frecuentemente personas de la colectividad boliviana con síntomas de coronavirus, pero queremos dejar en claro que esto no es solo una cuestión de extranjeros radicados en Argentina, puesto que muchos de nuestros compatriotas organizan cumpleaños, baby shower y las juntadas en las esquinas están a la orden del día.

Mientras tanto, muchos comercios que pagan impuestos fueron clausurados por violar la cuarentena y los trabajadores sufren rebajas salariales, sin mencionar que continúan los despidos.

También cabe mencionar que en el día de ayer, hubo demoras en los trenes del ramal Once – Moreno y los vagones venían repletos, situación que se convierte en caldo de cultivo de contagios teniendo en cuenta la experiencia en otros países.

En definitiva, todos están esperando que la vacuna de Oxford contra el COVID-19 de un rápido resultado positivo,  porque está  claro que este contexto seguirá en una curva de complicaciones aún mayor con un sistema de salud al borde del colapso.

También podría gustarte