Interés GeneralSociedad

El Papa agradeció recibir las zapatillas de dos Matanceros con un audio de Whatsapp

Anuncios

Óscar Moyano y Roberto Bobadilla son dos emprendedores oriundos del asentamiento “Puerta de Hierro” en el que esta palabra y esta profesión no es tan común.

Los jóvenes fundadores de PH

A principios de 2019, Moyano, de 36 años y Bobadilla, de 41, crearon la marca de zapatillas de la villa Puerta de Hierro. Este asentamiento se encuentra en el partido de La Matanza, ubicado en el conurbano bonaerense a 45 minutos en auto desde la ciudad de Buenos Aires.

Los empleados de este proyecto descubrieron que muchos vecinos eran aparadores. Es decir, se dedicaban a coser las piezas de un zapato antes de poner la suela. Los técnicos conocieron a Moyano y Bobadilla y los apoyaron para generar esta oportunidad de trabajo para los vecinos capacitados en el oficio de la zapatería y la reparación.

También el obispado de San Justo se involucró en el proyecto de los dueños de PH Calzados. Hace casi tres años, la iglesia comenzó a tomar un rol más activo en los barrios vulnerables de la zona. Solo en en La Matanza hay 53.459 familias que viven en villas (chabolas) o asentamientos. Desde la iglesia se promovió la construcción de jardines, escuelas primarias, secundarias y una sala de primeros auxilios en Puerta de Hierro y las zonas aledañas.

“Al principio, cuando mostrábamos las zapatillas, muchos no creían que las hacíamos nosotros. Pensaban que las comprábamos y las revendíamos. También se difamó el proyecto por cuestiones políticas. Nosotros lo único que queremos es seguir generando trabajo genuino y mostrar nuestro oficio”, relata Moyano, más conocido en el barrio con el sobrenombre de Pipa.

Al principio se diseñaron algunos pocos modelos para mostrar la idea. El obispado los puso en contacto con empresarios o instituciones que podían aportar algo para largar con el emprendimiento. “Recibimos aportes de terceros y se donaron los materiales para la fabricación de las primeras zapatillas. Los pusimos en contacto con la Cámara de Calzado. Ayudamos para que se puedan capacitar y tratamos de conectarlos con personas que los ayuden desde la experiencia a sostenerse con los vaivenes económicos del país”, cuenta Angel Recine colaborador de monseñor Eduardo García, obispo de San Justo.

Las zapatillas, que se lanzaron al mercado durante noviembre, hoy cuentan con cinco modelos. Durante la primera etapa se confeccionaron 480 pares y ahora van por una segunda tanda con la misma cantidad.

FUENTE EL PAIS.COM

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
SUMATE A NUESTRO GRUPO whatsapp
Cerrar
Cerrar