La Justicia ordenó que autos de alta gama incautados a narcos y convertidos en patrulleros, sean devueltos a los condenados

02 JUN – La polémica decisión tuvo lugar en La Plata. Entre los vehículos se encuentra un Peugeot RCZ que quedó totalmente destruido tras un operativo

Un fallo de la Justicia Federal de La Plata ordena al Estado de la provincia de Buenos Aires la devolución de dos autos de alta gama decomisados a dos narcotraficantes condenados en las últimas semanas.

Los jueces entendieron que durante el juicio oral el fiscal no logró probar que esos bienes fueron adquiridos producto de la venta de estupefacientes y dictaminaron que los autos deben volver a propiedad de los condenados, según se desprende de los fundamento de la sentencia a la que accedió el portal  0221.com.ar.

La medida dictada por el Tribunal Oral Criminal Federal 1 de La Plata, forma parte de los fundamentos de la sentencia que recayó sobre Jaime Rosado y Hugo Alberto Rivas condenados por tenencia de drogas para su venta (marihuana y panes de cocaína marcados con cruces esvásticas), tal como este medio informó el pasado 30 abril. Ese día se conoció la sentencia y los fundamentos se difirieron para el 31 de mayo.

En el veredicto, el presidente del tribunal Nicolás Toselli y los vocales Ricardo Basílico y Nelson Javier Jarazzo, rechazaron el pedido de decomiso de dos automóviles Mercedes Benz C200 Kompressor y Peugeot RCZ realizado por el fiscal Hernán Schapiro.

Tras aquel secuestro, ambos vehículos fueron transformados en patrulleros y circularon las calles de la ciudad de La Plata y en la autopista La Plata-Buenos Aires para sumarse a diferentes operativos de control, tras haber sido presentados oficialmente el 12 de julio de 2018 en la localidad de La Matanza.

Para los jueces “los automóviles no fueron instrumento de la tenencia” de drogas y “la relación de señorío que se verificó en el caso, fue con el material estupefaciente”.

El tribunal aclaró además que no se puede sostener (en esta causa) “que los bienes cuyo comiso se requiere hayan sido el producto del comportamiento acreditado, en tanto, éste, se ha afirmado en una relación de señorío, presente, sobre la sustancia afectada a esta encuesta que, gobernada por la finalidad de comercializarla, sus rentas eran futuras y, por tal, ajenas a la existencia de aquéllos cómo también lo fue, a no dudarlo, la tenencia misma del material narcótico”.

Para los magistrados el fiscal no logró probar que los vehículos de alta gama secuestrados sean producto de un enriquecimiento ilegal y derivado de la venta de estupefacientes, ya que la droga secuestrada tenía destino de venta pero eso era una ganancia futura.

Fuente: 0221.com.ar

También podría gustarte