Lic. Gabriel della Valle:Regalo para quienes padecen por consumos problematicos

Para las fiestas se acostumbra a hacer regalos, me gustaría que este en mis manos tener un regalo que mitigue los dolores de todos, pero yo no sería humano si esto sucediera. También podría regalar alegrías y esperanzas falsas y sin sustento, eso no es lo mío. Quiero que sea algo real e intenso, como me gustan las cosas..

Gracias a la vida tuve la posibilidad de trabajar hace muchos años con personas que padecen adicciones o como se dice ahora, consumos problemáticos y les juro que esta tarea me ha permitido ver cantidades de milagros, milagros reales, personas que llegaban en las peores condiciones, físicas, espirituales, mentales, legales etc y que hoy tienen una buena vida.

Muchas veces han cuestionado el trabajo en nuestra comunidad porqué perdíamos tiempo en quienes “no querían recuperarse” prácticamente descartados por la sociedad, y hablabamos con familiares desesperados, desorientados y con los brazos por el piso. Y nosotros mismos a veces dudábamos de la posibilidad de mejoría de ellos.

Con los años y la suma de milagros aprendí y aprendimos. Que nosotros también tenemos que ser amigos del tiempo. Que la recuperación no es rápida, sino un día a la vez. Pero que ES POSIBLE.
La base de todo tratamiento será el amor firme, no hay amores blandos.
El acompañar y enseñar a veces, hasta las cosas más elementales.
El sostener al que atraviesa una crisis cuando el monstruo de la enfermedad empuja desde adentro.

El ayudar a la recuperación física.
El asesorar legalmente.
El fabricar espejos en los demás, que muestren posibles futuros y pasados, para ayudar a la memoria no ser selectiva y falsa, como lo es en muchas oportunidades.
El que siempre, a cualquier hora haya brazos y oídos abiertos.
En fin, estas son las cosas que se me vienen ahora a la mente pero no son las únicas.

Después de esta explicación quiero decirles cual es mi regalo, es real y contundente.
QUIERO REGALARLES LA ESPERANZA.
Para los que están en el camino y dudan.
Para los que se sienten muy mal porque tienen una persona que aman y la vean sin solución
Para los que no pueden parar de perder cosas por su consumo malo.
Para los que han probado muchas cosas y ninguna resultó.
Siempre hay más puertas por abrir.
Para padres, hijos, parejas hermanos, amigos etc. Que sepan que HAY UNA RECUPERACIÓN POSIBLE.

No bajen los brazos, pidan ayuda. Aprendan, acepten y cambien todo lo que les hace daño, LA RECUPERACIÓN EMPIEZA POR UNO MISMO.
Cada día pueden tomar la decisión.

Ojalá que cuando busquen su regalo puedan abrir esta ESPERANZA,
POR UNA RECUPERACIÓN POSIBLE

Gabriel Della Valle