Mujer que denunció por violación al intendente Fernando Espinoza afirma que sufre una pesadilla de intimidaciones y amenazas

25 NOV – Se trata de Melody Rakauskas que se encuentra refugiada en EEUU, pero asegura estar viviendo una verdadera pesadilla con seguimiento de vehículos, llamados e intimidaciones.

Melody fue Miss Argentina y trabajó durante menos de un año como asesora del actual intendente Fernando Espinoza en el municipio de La Matanza.

Por ese entonces, se encontraba en pareja con Oscar Cilia, un influyente empresario de Bariloche cercano al jefe comunal bonaerense. 

Fue el propio Cilia quien “movió los hilos” y logró que, en tiempo récord y en una maniobra bastante llamativa, el propio Espinoza le tomara la entrevista laboral.

Según lo recuerda Melody, “directamente me preguntó cuándo quería empezar y cuánto quería cobrar. Eso me llamó la atención y me hizo preguntarme quién era realmente mi pareja”.

Pocos días después, comenzó a recibir mensualmente 150 mil pesos en negro como asesora de Fernando Espinoza. Con el correr de las semanas, el intendente decidió registrarla, pero con otro nombre, con la excusa de que no quería que nadie sepa que había contratado a una ex Miss Argentina.

Fue entonces cuando Espinoza le propuso reunirse a solas, fuera del ámbito laboral. “Se auto invitó a mi domicilio a cenar”, aseguró Melody.

Fueron, en total, tres reuniones. En la última, el intendente de La Matanza le rompió la camisa, la maniató, la tiró sobre la cama, mientras le repetía: “Quedate tranquila, quedate tranquila”.

Tras algunos días de retraso atravesados por el miedo y la duda, Melody hizo la denuncia policial. Le otorgaron un botón antipánico y los agentes de Justicia le comunicaron oficialmente a Espinoza que tenía una restricción para no poder acercarse a ella. Hoy por hoy, el intendente no habla del tema, pero admite que “la causa existe”.

Melody Rakauskas, denunciante de Fernando Espinoza, afirma que vive una pesadilla de acoso e intimidaciones

La pesadilla de Melody

Durante las últimas jornadas, Melody denunció que situaciones extrañas comenzaron a sucederse unas a otras en una espiral de situaciones extrañas, incluso refugiada en el exterior.

“Tienen gente que está acá asustándome. Hoy empezaron, me robaron la placa del auto. Me mandaron mensajes con números de acá, hostigándome. Están buscando el auto que yo manejaba, un auto que me habían prestado”, detalló. Y añadió: “Me están tratando de pinchar mi celular con un montón de spam y de correos de diferentes números y un enlace. Es muy obvio todo».

En ese marco, la denunciante explicó: “Recién me contó el dueño del auto que mientras que manejaba el vehículo que me prestó, lo siguió una camioneta a todo lo que da y cuando este amigo mío bajó la ventana la camioneta se fue, porque me buscan a mí, no a él”.

Fernando Espinoza (der.) junto a Alberto Fernández y Verónica Magario.

Según entiende Melody Rakauskas, “es raro que en un año y medio hayan intentado archivar mi denuncia tantas veces y más extraño es que otro fiscal haya descubierto que mi denuncia y las pruebas que presenté eran más que evidentes para no archivar el caso”.

“Mi ex pareja Gustavo Cilia me había advertido que si yo no aceptaba su propuesta, el dinero, un auto, lo que sea con tal de que retire la denuncia, incluida una licitación de 1.500.000 de dólares, a Fernando Espinoza lo iban a mexicanear mal de la Fiscalía”, agregó.

El desamparo de los gobiernos de Alberto Fernández y Axel Kicillof es total. Es que las ministras de las Mujeres Ayelén Mazzina (nación) y Estela Díaz (bonaerense) se han llamado a un extraño silencio, dando a entender que al poder de turno no le preocupa la integridad de una mujer que se animó a enfrentar a uno de los funcionarios más importantes del país.- 

Infocom.ar, con información de Realpolitik y otras fuentes.

También podría gustarte