UBER: Se fue de Colombia y esto sucedió

Uber cerró totalmente sus operaciones en Colombia a la medianoche de este viernes, una salida envuelta en la controversia y que llevó a la plataforma a anunciar una demanda contra la nación por “trato inequitativo”.

SEMrush
El momento en que Uber dejaba de funcionar

La aplicación de Uber dejó de funcionar en el país a partir del primer minuto de este 1 de febrero a raíz de una sentencia de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en la que se resolvió una demanda por “competencia desleal” interpuesta por la compañía Cotech S.A, que presta servicios de telecomunicaciones a una empresa de taxis.

La multinacional estadounidense, que operaba en Colombia desde hace seis años, se va en medio de la expectativa de usuarios y conductores por una solución de última hora que le permitiera mantener las operaciones.

La plataforma, que comenzó su salida por Barranquilla el pasado 15 de enero, llegó a operar en 12 ciudades del país, con 88.000 socios conductores registrados en la aplicación, varios de los cuales presentaron recursos ante la Justicia para frenar la orden de la SIC.

“No es algo por decisión propia, sino el acatamiento al fallo del juez de la SIC que, pese a haber sido apelado, obliga a la compañía a cesar, exigencia que solo se hace a Uber y no a las demás ‘apps’ de movilidad colaborativa, creándose así distorsiones en el mercado”, reiteró la multinacional en varios comunicados este mes, al insistir al Gobierno en un decreto presidencial para seguir funcionando.

Manifestación de los chóferes de UBER

Los taxistas que presentaron la demanda en la SIC pidieron que se bloqueara la aplicación al considerar que constituye una forma de “competencia desleal”, que afecta seriamente al gremio, pues no sigue las regulaciones de las empresas de transporte.

Sin embargo, Uber insiste en que “no es una firma de transporte, sino una empresa de tecnología que intermedia entre un socio conductor registrado en la ‘app’ que está dispuesto a prestar un servicio de movilidad y un usuario que requiere llegar de un punto A a un punto B”.

El Ministerio de Transporte, que asegura que los vehículos particulares no pueden prestar un servicio público, anunció que tramitará en el Legislativo una reglamentación “con el fin de que estas plataformas puedan prestar su servicio legalmente en el país”, pero Uber señaló que esa no es una solución viable a corto plazo.

El abogado de los taxistas de Cotech S.A, Nicolás Alviar, explicó hoy a Efe que tienen dudas sobre si efectivamente Uber cesará su operación hoy, por lo que tienen listos recursos legales ante un incumplimiento.

“Creemos que esos anuncios son una forma de presión para dilatar la salida, porque ellos debieron haber cumplido la orden en diciembre”, cuando la SIC emitió su fallo, agregó Alviar.

Por su parte, el Estado colombiano dijo que Uber le confirmó su intención de demandar a la nación alegando que se violó el Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente con Estados Unidos al ordenar su suspensión.

En una carta enviada al Gobierno, Uber indicó a comienzos de enero que es una empresa amparada por las leyes del estado de Delaware (Estados Unidos) y que en consecuencia “es un inversor protegido” de ese país.

Este viernes, Camilo Gómez, director de la Agencia Jurídica del Estado, dijo a medios locales que Uber confirmó que va a presentar la demanda al considerar que hubo un trato inequitativo, según lo establecido en el TLC.

El Estado defiende, sin embargo, que la orden de suspender las operaciones fue adoptada por un juez, en este caso la SIC, y no por el Gobierno, es decir que es una decisión judicial y no política.