(VIDEO) En la ciudad de San Francisco despenalizan el robo de hasta 950 dólares

22 JUN – Si lo tuyo es robar, ya podés ir a San Francisco. Ese es el mensaje que parece lanzar el último vídeo viral proveniente de esta ciudad norteamericana.

Una suerte de Papá Noel moderno entra a un supermercado, carga su saco negro y sale de la tienda en bicicleta por la puerta de entrada sin que nadie pueda hacer nada. 

Pueden encontrarse en YouTube decenas de vídeos similares de los últimos años. Hay quien se lleva papel higiénico y pescado, pero también los que roban productos cosméticos al por mayor.

La Proposition 47referéndum aprobado por el 60% de los ciudadanos californianos en 2014, consiguió entre otras cosas reclasificar los robos no violentos como delitos menores si los bienes robados valían una cuantía inferior a 950 dólares.

En paralelo a esa subida del incremento mínimo (hay otros estados del país, como Texas, donde el umbral es mucho más alto, de US$ 1.500), la nueva norma contribuía a dificultar el procesamiento de este tipo de criminales.

El objetivo era despenalizar de forma indirecta la drogadicción y así disminuir la población carcelaria.

De la descriminalización a la mofa

La parsimonia con que actúan ahora los ladrones de la región es indignante. Se sienten con la seguridad del impune. Para protegerlos de posibles ataques, las cadenas de supermercados instruyen hoy a sus empleados, incluidos los agentes de seguridad, en la no intervención. Nadie encara a los infractores que, además, en caso de ser físicamente obstaculizados, podrían denunciar si son heridos en el forcejeo. Según la policía menos del 3% de los robos denunciados acaban en juicio.

Los residentes contra los supermercados

Según los cuerpos policiales esto lo que está llevando no es a que los más necesitados llenen la cesta de la comida, que también, sino sobre todo a que unas mafias organizadas vendan los productos robados (desde tecnología hasta alimentos caros pasando por medicamentos) en mercados alternativos.

Los representantes de Walgreens (cadena de tiendas norteamericana) aseguran que el índice de robo en los establecimientos de San Francisco supera por cuatro veces el promedio del resto de comercios del país, por lo que en 2021 han cerrado 17 de sus tiendas allí.

Miles de habitantes honestos, algunos con movilidad reducida, han perdido así el acceso cercano a bienes de primera necesidad, y la respuesta de la ciudadanía ha sido recriminar a la empresa los cierres.

A su modo de ver, estas compañías con millones de dólares en beneficios en el resto del país pueden permitirse tener ciertos establecimientos en pérdidas.

¿Estamos o no ante una mayor ola de criminalidad? 

Ahí la respuesta dependerá de la fuente de la que tomes los datos. Los funcionarios de la región aseguran que el problema es sobre todo un número más o menos fijo de reincidentes habituales que actúan sin consecuencias.

Diferentes informes de cadenas minoristas como Safeway, Target o las farmacias CVS llevan apareciendo en prensa desde 2016 indicando aumentos de robos de entre el 15 y el 50%.

Según un reportaje de 2019 de Fox News, San Francisco tiene la tasa de delitos contra la propiedad más alta de entre las 20 ciudades más habitadas del país.

Los otros problemas de fondo 

Algunos estudios indican que, si bien entre 2014 y 2018 aumentó el número de hurtos en un 9% mientras que en el resto de estados vecinos éstos declinaban, la tasa de delitos violentos de California también fue menor de lo esperado en comparación con otros estados.

Hay investigaciones de Pew Research que indican que el aumento del límite de valor de los objetos hurtados en regiones norteamericanas a lo largo de décadas anteriores no ha tenido correlación con un aumento de la criminalidad.

Ahora bien, San Francisco tiene ahora mismo otros problemas muy relacionados con este asunto que tampoco puede perder de vista al analizar la crisis social: su enorme aumento de la población sin hogar y drogadicta.-

Fte: xataka

También podría gustarte