YOGA: UNA EXPERIENCIA PARA REDUCIR EL ESTRÉS EN TIEMPOS DE PANDEMIA

RELAJARSE, FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO Y CUIDAR LA COLUMNA ES POSIBLE A PESAR DEL TELETRABAJO Y LA HIPERCONECTIVIDAD.

Durante la pandemia aumentó significativamente la cantidad de teletrabajo, muchos atravesaron por esta experiencia por primera vez, y se multiplicó el tiempo de dependencia a nuestros dispositivos. Esta nueva realidad trajo aparejado dolores de espaldas, contracturas, cervicalgias, el estrés producto de la imposibilidad de desconectarse del trabajo y el hecho de  llevar adelante las labores, mientras atendemos a nuestros hijos. Por esta razón, el Yoga es una opción ideal para sobrellevar las problemáticas generadas por la necesidad del aislamiento social.

En términos simples el Yoga es una práctica de desarrollo espiritual destinada a la autorealización, al descubrimiento de nuestra verdadera naturaleza más allá del tiempo y el espacio. Y este proceso favorece una mente y un cuerpo libre de enfermedad.

Esta práctica posibilita una desconexión con la realidad para repararnos internamente y así volvernos capaces de estar íntegros en el momento presente.

El Yoga ofrece grandes beneficios en nuestro bienestar integral. En el físico, nos hace más conscientes de los ritmos y necesidades naturales del cuerpo, fortalece los músculos y huesos, retrasa el proceso de envejecimiento, aumenta la energía vital, da flexibilidad y equilibrio, oxigena y limpia nuestros órganos, beneficia nuestro sistema cardiovascular, digestivo y respiratorio, fortaleciendo nuestro sistema inmunológico

Con respecto a lo mental disminuye el estrés, favorece la concentración y nos levanta el ánimo. También nos trae armonía disminuyendo la tendencia a reaccionar con enojo o tristeza. Al igual ayuda con la superación de miedos y a tener pensamientos positivos.

A continuación, te ofrecemos un ejercicio propuesto por un profesor de yoga para cuidar la columna mediante estiramientos sencillo:

Para comenzar, sólo necesitas una manta o alfombra y arrimarte a la pared. Trabajarás la zona sacro-lumbar, lo que te ayudará a relajarte. Descomprimir tus vértebras y procurar un estiramiento de columna es fundamental para terminar un día de trabajo estresante o bien se pueden realizar por la mañana antes de encarar la jornada laboral.

Primer paso: arrimá tu cadera a la pared y luego gira suavemente, quedarás con la cola pegada a la pared, acostado y con las piernas sobre la pared. Estirá las piernas  sobre la pared y  los brazos (primera imagen).

Segundo paso: Cruzá tu pierna izquierda formando un cuatro y luego comenzá a bajar la pierna derecha con la planta del pie apoyada en la pared (segunda imagen).

Tercer paso: Piernas estiradas como en el primer paso, luego estirá hacia vos la pierna derecha y tomate de donde puedas estirando la rodilla y repetí la operación con la pierna izquierda.

Felicitaciones, has finalizado el ejercicio.